Madrid: 918 779 692 info@prakmatic.com

Para asegurarse de que las TI de nuestra empresa funcionan a la perfección y no cuentan con vulnerabilidades que se pueden volver en complicaciones para la propia empresa, es necesario llevar a cabo un análisis de riesgos TI. En este caso, estos análisis se llevan a cabo a través de herramientas especiales, como es la solución PILAR, una de las más demandadas por parte de muchas empresas.

Ventajas de la Solución Pilar para el análisis de riesgos

Una de las principales ventajas que tanto gusta a aquellos que utilizan PILAR, es que su análisis es más que completo ya que se lleva a cabo a través de varias perspectivas diferentes como son la trazabilidad, la disponibilidad, la autenticidad, la integridad y la confidencialidad.

Evita futuros problemas en tus TI con PILAR

El principal objetivo que persigue PILAR es acabar con todos los problemas con los que cuenten tus TI y para ello, de forma inteligente además de analizar los riesgos, propone diferentes contramedidas o procedimientos que se ajustan a las propias necesidades de la empresa.

De esta forma, aplicando toda esta serie de contramedidas, estaremos mejorando tanto la seguridad como el funcionamiento de nuestras TI, reduciendo la exposición a toda clase de amenazas.

Así mismo, otra de las ventajas que tiene la solución PILAR es que es capaz de llevar a cabo un mapa de riesgos potenciales del sistema. Esta medida es de lo más interesante, ya que va mucho más allá de otros programas.

Mientras otros procedimientos se encargan de anular fallas que se encuentran actualmente, PILAR es capaz de analizar lo que va a poder pasar con el paso del tiempo, proponiendo las medidas necesarias que consigan evitar que dicho problema suceda.

En definitiva, esta solución que nos propone PILAR de arreglar los problemas futuros antes de que se den en nuestras TI, nos sirve para asegurarnos la correcta continuidad en el tiempo de nuestro negocio y, además, eliminaremos el grado de incertidumbre para lo que pueda pasar más adelante.

Recuerda que el buen desempeño de la empresa depende en una gran medida del buen funcionamiento de las TI, por lo que todo cuidado, está más que justificado.