Madrid: 918 779 692 info@prakmatic.com

Una contraseña es una palabra que nos permite alejar de una determinada página, archivo o carpeta a cualquier persona no autorizada. A través del uso correcto de una contraseña, podemos tener acceso a un documento en particular de manera privada, sin que otra persona que tenga acceso a la contraseña en cuestión pueda hacerlo. De esta manera se puede entender que una contraseña es una llave de lo más poderosa y como tal, debemos de guardarla con celo.

El peligro de las contraseñas poco seguras

Muchas empresas caen en el error de contar con una contraseña sencilla. No nos sirve de nada contar con una contraseña para guardar nuestra información si esta puede ser adivinada por cualquier persona no autorizada o ajena a la empresa. Hay que pensar que una contraseña se puede averiguar, sin tener la necesidad de ser compartida.

La importancia de elegir una contraseña buena

De esta forma, el primer consejo que se puede dar a la hora de crear una contraseña, es evitar elegir como palabra algo que nos pueda relacionar o algo sencillo de averiguar. Las clásicas contraseñas “12345” “abcde” son contraseñas de lo más inseguras que siempre deberíamos de evitar.

Para crear una contraseña de calidad, elige una palabra que no tenga nada que ver con tu negocio en concreto. Si tienes una tienda de deportes, que tus contraseñas no sean “balón” “zapatilla” o cualquier otro aspecto relacionado que se pudiera averiguar.

Para complicar todavía más la contraseña, prueba a incluir un número dentro de la misma. Siguiendo con el ejemplo de nuestra tienda de deporte, imagina que queremos crear una contraseña que por ejemplo sea “heladodefresa” algo que no tendría nada que ver con el negocio y que además lo podemos complicar todavía más si añadimos algunos números a la misma “heladodefresa1950”.

Todavía se puede complicar mucho más la contraseña, como por ejemplo alternando entre mayúsculas y minúsculas “HelaDODEfresa1950”. De esta manera, estaremos creando una contraseña de lo más enrevesada que difícilmente podrá ser descifrada por cualquier otro usuario, teniendo por lo tanto una contraseña más segura y difícil de vulnerar. No subestimes el poder de una contraseña, ya que, gracias al buen uso de las mismas, podremos mantener nuestra información mucho más segura.