Madrid: 918 779 692 info@prakmatic.com

Una de las grandes virtudes que convierten a una persona en un buen líder, es tener la capacidad de saber delegar responsabilidades. Delegar responsabilidades con acierto, es uno de los aspectos más importantes del mundo empresarial. Una empresa por si sola, tiene bastante complicado cubrir con acierto todos los campos, por lo que el outtasking y el outsourcing, son unas herramientas estratégicas para poder alcanzar los objetivos de las empresas de una forma sencilla.

El Outtasking y el otsourcing

Por este motivo, cada vez son más las empresas que apuestan por incorporar el outtasking a su modelo de negocio. El objetivo de este outtasking, es tratar de agrupar toda clase de servicios independientes dentro de un mismo proveedor, para que, de esta forma, no haya que realizar transferencias ni de activos, ni de personal.

El outtasking, un éxito dentro de las pymes

Gracias a la externalización de determinadas tareas, es posible ahorrar una buena cantidad de costes. De esta forma, si queremos llevar a cabo un estudio de mercado o disponer de un mantenimiento de nuestros equipos informáticos, encargar el trabajo a una empresa especializada que nos ponga a punto estos equipos, resultará mucho más económico, en comparación a tener una plantilla fija dentro de la empresa dedicada a esta tarea.

Además, una de las ventajas que tiene el contar con este servicio de outtasking, es que, al tratarse de empresas preparadas en el mercado, se encuentran con una mayor formación y, además, están perfectamente actualizadas. De esta forma, nos aseguramos que el servicio contratado se encuentre en la vanguardia de la tecnología y que, por lo tanto, resulte mucho más beneficioso para nuestra empresa.

Por último, con la utilización del outtasking, podremos liberar a nuestro personal de TI para que se enfoquen a tareas que sean mucho más específicas de la propia empresa y que no puedan ser llevar a cabo por otras empresas externas. De esta forma, estas tareas suelen ser aquellas que se encuentran más centradas en la estratégica que busca alcanzar determinados objetivos, que suelen comprender las metas de la empresa.

Utilizar el outtasking en nuestro negocio, además de poder suponernos un importante ahorro en costes, nos puede otorgar una ventaja significativa frente a nuestros competidores.