Madrid: 918 779 692 info@prakmatic.com

Con la llegada de internet, ninguna empresa se encuentra a salvo de los peligrosos ataques informáticos. Por este motivo, cuidar la protección de la empresa es una de las necesidades más básicas por las que se tiene que preocupar todo empresario. Para ello, te invitamos a que tengas en cuenta las siguientes claves.

Consejos de seguridad informática para las empresas

Claves a tener en cuenta en la seguridad informática de la empresa

Las calves que hay que tener en cuenta son:

Forma a tu plantilla

En algunas ocasiones, las fallas informáticas se producen por el propio desconocimiento de los trabajadores dentro de la propia empresa. En este caso, te invitamos a que formes a tus trabajadores, que entiendan los peligros que pueden venir del exterior y que extremen las medidas de seguridad en su trabajo.

Audita tus sistemas

La mejor forma de conocer como de seguros son tus sistemas, es a través de una auditoría hacking. Estas auditorias tienen como objetivo buscar vulnerabilidades potenciales dentro del seno de la propia empresa, para ponerlas en conocimiento del empresario para que este las arregle y así evitar que desde el exterior aprovechen estos problemas para acceder a la información del negocio.

Utiliza las herramientas adecuadas

Antivirus, corta fuegos, sistemas de encriptación, equipos actualizados… tener en cuenta todos estos factores dificultará más al hacker la tarea de acceder a nuestros equipos, por lo que acabará desistiendo de su idea.

Las copias de seguridad

La copia de seguridad es un elemento que no puede faltar nunca dentro de una empresa. Una copia de seguridad se trata de nuestro plan B, un recurso al que poder acudir en el caso de que nuestra información haya sido vulnerada y por lo tanto no podamos acceder a la misma. Con una copia de seguridad en buen estado, siempre podemos volver al punto de partida independientemente de lo que haya pasado.

Cuidado con el correo

El correo electrónico puede llegar a convertirse en un correo bomba si abrimos el mensaje inadecuado. Prestar atención al remitente y, sobre todo, al contenido del propio correo, nos ayudará a evitar más de un disgusto.

Cuidado por donde navegas

Por último, resulta conveniente limitar internet dentro de la propia empresa. Algunas páginas de la red, pueden contar con vulnerabilidades, llegando a ser bastante peligrosas si accedemos a las mismas a través del ordenador de la empresa.